GASTON FLORES -  ARQUITECTOS

RECONOCIMIENTO Y CONSOLIDACIÓN  DE UNIDADES ESPACIALES

 

El edificio posee una estructura espacial rica y compleja, consistente en la vinculación de recintos de diferentes escalas. A diferencia de una planta libre, es importante que los mismos no sean invadidos por la aparición de elementos ajenos a su génesis formal.

Se reconocen  tres grandes unidades espaciales:

A-El Basamento: compuesto por el Subsuelo, la Planta Baja y El Primer Piso. (planta profunda)

B-El Foyer, que incluye la gran escalera que vincula la Planta Baja, el Primer Piso y el Segundo.

C-El gran Espacio Central, que nace en el Segundo Piso,  este último, verdadero piano nóbile del fuste del Edificio.

En función de este reconocimiento se opera en las distintas unidades espaciales consolidando su carácter y potenciando su esencia.

Se trata de no forzar el vínculo entre la unidad Basamento y el Espacio Central. El desacople estructural, el carácter particular y la imposibilidad de llegada de luz por la distancia a la terraza, hacen innecesario un vaciamiento de la losa del Segundo Piso a modo de vínculo.

Se entiende, por otra parte, que justamente la gran escalera del Foyer lateral, hace las veces de elemento conector de los espacios mencionados.

Entendiendo las plantas superiores, como plantas alrededor de un claustro, existe un vacío proveedor  de luz y ventilación, que a su  vez otorga unidad espacial.

Ahora bien; las plantas del Basamento, de estructura espacial totalmente distinta, son mucho mas profundas y por ende, menos luminosas en su núcleo. Estas plantas, son tratadas desde el proyecto de un modo particular mediante la incorporación de un volumen de usos flexibles, consolidando así su centro, liberando el perímetro para la ubicación de las actividades que necesiten luz, y  convirtiéndose en fuente de iluminación.

El vacío que conectaba los niveles superiores, es ahora un volumen que se deja ver solo parcialmente desde cada nivel. Así, es descubierto a través de su recorrido, convirtiéndose en un dispositivo conector de espacios.

Así se genera, mediante esta intervención, una situación de similar jerarquía en ambos casos a través de una operación opuesta: sea por la aparición de llenos o de vacíos; de luz natural o artificial, se obtiene, en ambos casos, un elemento generador de luminosidad y cohesión espacial.

MUSEO DE LA AFIP

CIUDAD DE BUENOS AIRES. ARGENTINA

Datos

Superficie:  9.000 M2

 

 

Autores:

                Paulo Gastón Flores, Arq

                Mariano Albornoz, Arq

                Nicolás Goldenberg, Arq

     

 

                Colaboradores:

                                           Santiago Cabaleiro, Arq

                                           Rafael Rodriguez, Arq

MEMORIA DESCRIPTIVA